Bonos de garantía comunes que debe saber

0
3

Una fianza puede definirse como un contrato entre tres partes que garantiza que un trabajo se completará de acuerdo con los términos del contrato. Los tres son el propietario del proyecto que es el acreedor, el contratista que es el director y la garantía que garantiza que la tarea en cuestión se complete según los términos del acuerdo. Los bonos de garantía están más relacionados con las finanzas y, aunque son muy comunes en la industria de la construcción, vienen en diferentes tipos que se refieren a diferentes áreas de acuerdo. A continuación se presentan algunos de los más comunes que pueden marcar la diferencia para las empresas.

1. Contrato : son los que el contratista necesita, especialmente al ofertar en proyectos grandes. Demuestran que la organización tiene la capacidad y la capacidad financiera necesarias para administrar y completar los proyectos en cuestión. No siempre se requieren los bonos para los contratistas, pero se les puede exigir que los presenten cuando presenten ofertas para proyectos gubernamentales, grandes proyectos o cuando los clientes lo soliciten. Los contratistas vinculados tienen mejores posibilidades de clavar grandes proyectos. Incluyen bonos de oferta, bonos de rendimiento y bonos de pago que en conjunto cubren todo el proyecto según corresponda.

2. Empresas : difieren de un lugar a otro y garantizan que las empresas sean responsables de cumplir con los deberes prometidos u ofrecidos a los clientes y también al gobierno mediante el pago de facturas e impuestos. Las diferentes categorías de negocios necesitan los bonos para demostrar que sus operaciones son confiables y financieramente responsables.

3. Tribunal – En la industria legal, también se establecen fianzas. Los más comunes son aquellos que las personas con casos judiciales requieren para garantizar que los acusados ​​se presenten en el tribunal o para garantizar el pago según lo indicado. En algunas otras instancias legales, los clientes legales pueden necesitar bonos para realizar diferentes funciones y convertirse en ejecutores inmobiliarios. Los más comunes son los bonos de apelación, los bonos patrimoniales, las obligaciones de orden judicial y los bonos de tutor.

4. Permiso y licencia – Básicamente demuestran que los dueños de negocios y trabajadores cumplirán con las regulaciones locales establecidas para el campo en el que están involucrados. Por ejemplo, los plomeros deben cumplir los códigos y reglamentos de plomería dentro de sus localidades y un bono de licencia funcionan como garantía de que desempeñarán sus funciones como se espera.

5. Comercial – Estos incluyen diferentes tipos de bonos que no están en construcción y fianzas judiciales. Los más comunes incluyen bonos de servicios comerciales, bonos de depósito de arrendamiento y bonos de contratos comerciales, entre otros.

Vienen con muchos beneficios dependiendo del campo para el que están diseñados. Las compañías vinculadas a menudo ganan una buena reputación y es más probable que se les confíe proyectos en comparación con las compañías que no están vinculadas. Si usted es un contratista, por supuesto, debe elegir un proveedor de fianzas en el que pueda confiar para que los términos que cumple le sean fáciles de cumplir. Los anteriores son los más comunes, pero hay muchos otros tipos de fianzas que surgen cada día que pasa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here