Comercio de futuros con CFD

0
12
Comercio de futuros con CFD

El comercio de futuros involucra a personas que hacen contratos donde los pagos por el producto involucrado deben hacerse en el futuro en un momento específico. Por lo general, el comprador y el vendedor conocen el valor del activo y ambos acuerdan cuándo se realizará el intercambio. El comercio de futuros con CFD es donde el comprador no tiene que comprar y poseer completamente el producto. De esta forma, no tiene ningún derecho sobre las acciones o productos básicos por los que comercia.

Los contratos por diferencia o negociación de CFD es un tipo de negociación en la que los operadores pueden comerciar a corto plazo y obtener algunos beneficios. Las ganancias o pérdidas de CFD normalmente surgen de la diferencia en el precio del futuro cuando y al final del período de compra. Por lo tanto, el resultado depende del rendimiento de una participación en el mercado. Esto suele ser un contrato entre dos personas y, dependiendo de la posición que haya tomado, puede ganar o perder. Con el comercio de CFD, tiene dos opciones en las que puede operar a largo o corto plazo. Operar a largo plazo significa que anticipa que los precios subirán, mientras que operar a corto es cuando espera que bajen los precios.

Cuando decide intercambiar CFD, debe pagar una cierta cantidad de dinero como comisión por el intercambio. La comisión generalmente depende del valor del activo en cuestión, ya que es un porcentaje del valor del activo. Varias empresas ofrecen cuentas de negociación de CFD y la mayoría de ellas ofrecen la ventaja de poder operar día y noche. Por lo tanto, los comerciantes pueden acceder al mercado durante la noche y encontrar contratos. Estas cuentas comerciales vienen con diferentes características que hacen que sea vital para cualquier operador comparar las cuentas comerciales de CFD para encontrar la más eficiente.

Muchos operadores que usan cuentas de negociación de CFD normalmente quieren obtener todos los beneficios de negociar futuros sin la necesidad de poseerlos. Quizás lo bueno de operar con CFDs es el hecho de que puede controlar las pérdidas fácilmente. Esto se debe a que puede salir de la negociación en cualquier momento cuando sienta que las posibilidades de ganar son escasas. Cualquiera puede comerciar con CFD ya que no son complejos y los costos involucrados son mínimos.

Una forma de comparar las cuentas de negociación de CFD es mirar las comisiones involucradas al comprar y vender. El otro es encontrar cualquier otra tarifa subyacente que deba pagar por todas sus operaciones, si corresponde. También puede comparar las cuentas de negociación de CFD en función de si es posible comerciar con otras opciones de inversión aparte de los futuros y si la cuenta proporciona todas las herramientas que necesitará en el proceso de negociación. Lo único que debería darle más razones para comerciar con CFD es el hecho de que obtiene todas las ventajas asociadas con el apalancamiento. Este tipo de negociación de futuros es bastante común hoy en día y esto se debe a las muchas ventajas que ofrece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here