Cómo arreglar un problema de nota de hipoteca no válida

0
21
Cómo arreglar un problema de nota de hipoteca no válida

Lo que puede hacer cuando su prestatario deja de pagar

Comprender que no se garantiza que ninguna inversión sea perfecta

Los precios de las acciones suben y bajan. Las tasas de interés suben y bajan. Los precios inmobiliarios suben y bajan.

Las inversiones en pagarés e hipotecas a veces dejan de pagar. El desafío para el inversor es comprender cómo y cuándo lidiar con este problema de impago. En este artículo nos centraremos en qué hacer y cuándo hacerlo, si su inversión en pagarés hipotecarios deja de funcionar.

Comprender qué son una hipoteca y un pagaré

Antes de explorar cómo lidiar con un problema, hagamos una copia de seguridad y asegúrese de que entendemos exactamente con qué instrumentos financieros estamos trabajando realmente. En realidad, estamos discutiendo dos documentos separados.

Lo primero que hay que entender claramente es que una inversión en una nota de hipoteca de bienes raíces consta de dos documentos. El primer documento es el pagaré de la hipoteca, o pagaré, que expresa la deuda, la obligación de pagar todo el dinero, con intereses, que se prestó originalmente.

El segundo documento que forma parte del paquete de préstamo es la Escritura de Fideicomiso o el instrumento hipotecario. La Escritura de Fideicomiso o el instrumento hipotecario (que generalmente se conoce como “la hipoteca”) es un instrumento de seguridad. Otorga al prestamista (el titular de la nota) un derecho de retención, o interés de garantía, en el inmueble que es garantía para el reembolso del préstamo. El documento de la hipoteca incluye la descripción legal de la propiedad prometida por seguridad, y una descripción del pagaré que asegura la hipoteca.

Comprender qué opciones están disponibles para corregir el incumplimiento

Cuando su prestatario pierde un pago por completo o paga atrasado cada mes, es hora de iniciar una conversación cortés. De una manera no amenazante, intente saber qué ha causado el problema de pago. Establezca que no está criticando al prestatario, sino que está tratando de comprender la situación financiera del prestatario y la causa del problema. Después de comprender el problema, determine si hay algo que pueda hacer para aliviarlo, de una manera que también sea aceptable para usted.

Si determina que el prestatario ahora no puede pagar los pagos, debido a un cambio en las circunstancias, entonces el siguiente paso es evaluar sus opciones. Su objetivo es resolver este asunto de tal manera que sufra la menor cantidad de daños financieros, emocionales y de tiempo; y, en segundo lugar, no desea que el prestatario sufra.

Evitar hostilidades

Un objetivo clave es evitar entrar en una confrontación emocional y hostil con el prestatario. Intenta trabajar hacia un “win-win” solución por la cual ambas partes comprometen sus posiciones y ambas partes se benefician al evitar disputas innecesarias, discusiones, desgarramientos y gastos legales. Hay muchas alternativas a considerar antes de comenzar una acción de ejecución hipotecaria. De hecho, la ejecución hipotecaria debería ser lo último que se use.

Dependiendo de los hechos específicos de la situación, existen numerosas alternativas que pueden utilizarse. Examinemos algunas de las formas más típicas de comprometer y resolver este problema:

• A período de gracia durante el cual no se requieren pagos

• Una extensión en el tiempo para actualizar los pagos

• Una modificación del monto del pago mensual

• Una modificación del tasa de interés

• Agregar pagos morosos al saldo del capital

• Ofrecer efectivo para llaves junto con la obtención de una escritura de propiedad

Si no se puede llegar a una solución de compromiso, entonces la opción final es contratar a un abogado para que realice una acción de ejecución hipotecaria.

Ejecución hipotecaria

Un procedimiento de ejecución hipotecaria se dirige contra la Escritura de fideicomiso, o la hipoteca, no contra la nota. Una sentencia de ejecución hipotecaria ordena al tribunal que liquide (venda) la propiedad asegurada por la hipoteca. Los ingresos de una venta hipotecaria se aplican para pagar el saldo subyacente adeudado en el pagaré. Si la nota no se paga en su totalidad por la venta de la propiedad, el prestatario sigue siendo responsable del saldo adeudado en el pagaré. Esta “deficiencia” el saldo aún está sujeto a cobro a través de procesos legales.

Para cobrar el saldo impago, el abogado puede '' embargar '' los salarios del prestatario, “ gravamen '' la cuenta bancaria del deudor, o colocar un '' embargo preventivo '' contra la propiedad del demandado.

Sabiduría

¿Conoces la diferencia entre educación y experiencia?

Educación es cuando lees la letra pequeña; la experiencia es lo que obtienes cuando no t.

Pete Seeger

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here