¿Debemos comprar lingotes de oro o acciones de oro?

0
9
¿Debemos comprar lingotes de oro o acciones de oro?

Hoy en día, el oro sigue siendo la solución ideal a la hora de realizar inversiones sensatas. Las cosas no han cambiado demasiado a este respecto; La única diferencia es que los inversores ahora se enfrentan a un espectro más amplio de oportunidades. Para aquellos que prefieren hacer negocios a la antigua usanza, comprar y vender lingotes de oro es tan simple y seguro como siempre. Pero si el metal amarillo en su forma física no parece demasiado atractivo y se necesita un toque de riesgo, las acciones de oro son la respuesta correcta para este tipo de inversionista.

Todo el mundo ya está bastante familiarizado con las formas en que se puede comprar lingotes de oro. También sabemos cuáles son las ventajas de poner nuestro dinero en joyas, barras o monedas. Son fáciles de transportar o convertir en dinero, no pierden su valor y eso los convierte en una forma segura de inversión, y la lista podría continuar. Sin embargo, las cosas tienden a ser más complejas en lo que respecta a las acciones de oro.

En primer lugar, digamos que hay varias maneras en que podemos tener en nuestras manos las acciones de oro. Por ejemplo, podemos tenerlos si decidimos invertir en una compañía minera de oro. Por lo tanto, cuando el precio del oro aumenta, las ganancias de la compañía también subirán y, posteriormente, el precio de las acciones se comportará de la misma manera. Sin embargo, invertir en acciones de oro pertenecientes a una sola empresa minera puede ser muy riesgoso ya que hay muchos factores que pueden influir en nuestra inversión. Comenzando con la gestión de la empresa y terminando con riesgos potenciales como los ambientales, políticos o económicos, todos estos son elementos que pueden afectar la actividad de una empresa minera en un determinado país y, por lo tanto, el precio de sus acciones.

Dado que las acciones de oro individuales se consideran volátiles y bastante riesgosas, los interesados ​​en invertir en ellas tienen la posibilidad de elegir entre un fondo cotizado en bolsa (ETF) o un fondo mutuo de oro. Como estamos a punto de ver, hay aspectos esenciales que ayudan a diferenciar entre los dos.

El término ETF designa una entidad corporativa que está en posesión y proporciona lingotes de oro para los cuales emite acciones de sus inversores. Por lo tanto, al optar por este tipo de inversión, podemos convertirnos en propietarios de acciones de la manera más directa, sin tener los productos de oro reales en nuestras manos. En el caso de los fondos mutuos de oro, la principal ventaja detrás de tal elección es que no solo son las ganancias de una sola compañía en la que podemos confiar, sino las de todo el mercado del oro.

La conclusión que podemos sacar es que la diferencia entre comprar lingotes de oro o acciones de oro radica en el tipo de inversores que realmente somos. Si nos gusta jugar con seguridad, es obvio que invertir en acciones no es exactamente nuestra taza de té debido a su naturaleza altamente especulativa. Dado que no hay garantías de que el aumento del precio del oro traerá consigo el aumento de los precios de las acciones del oro, se puede considerar que conllevan un mayor riesgo para los posibles inversores. Pero, al final, se trata de tomar decisiones acertadas y todos sabemos que eso no es fácil. Sin embargo, se puede aprender de los profesionales, ya que siempre están dispuestos a ofrecer sus valiosos consejos. Los secretos de comprar lingotes de oro o acciones de oro se pueden enseñar fácilmente, incluso en tiempos de recesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here