Guía de comercio de futuros

0
14
Guía de comercio de futuros

Los futuros son contratos financieros mediante los cuales el comprador está obligado a obtener el activo y al vendedor a vender el conjunto de activos para su cantidad y fecha futura. El instrumento subyacente puede ser una mercancía física o un instrumento financiero predeterminado. Dicho activo será adquirido o vendido a su precio de mercado actual. El comercio de futuros se lleva a cabo en mercados comprados y vendidos en mercados de cambio de manera muy similar a los bonos, letras del tesoro y acciones. Las diferentes formas de activos y productos básicos pueden ser objeto de un contrato de futuros. Algunos de los cuales son tasas de interés e índices, valores, monedas, metales preciosos como plata, oro y platino, productos tangibles como productos cárnicos y ganado, productos ambientales y bonos. Todos los intercambios en finanzas tuvieron lugar en el mercado cambiario. La negociación de futuros generalmente se realizaba en diferentes mercados basándose en los activos negociados. Los futuros pueden negociarse en el mercado de bonos, el mercado de divisas, el mercado de valores, el mercado monetario y en el mercado de materias primas blandas. Con el avance de la tecnología, se agrega otro mercado, el mercado en línea que permite a los inversores negociar futuros utilizando Internet.

Si usted es un inversionista que desea invertir en un peaje que ofrece un pago seguro, entonces el comercio de futuros es adecuado para usted. Se garantiza la actividad comercial ya que todas las condiciones y términos están predeterminados por un contrato como la fecha de entrega, el precio unitario, la liquidación en efectivo y otra información relevante en el comercio, como la calidad y la calidad del activo subyacente. El contrato de futuros es un acuerdo de dos partes para comprar o entregar un activo o producto en una fecha específica. Con el contrato, ambas partes están aseguradas y libres de cualquier incertidumbre que afecte el acuerdo. Además, los futuros son una forma de inversión más segura y confiable.

Las dos partes involucradas en el comercio de futuros son los hedgers y los especuladores. Los hedgers son los que enviarán y recibirán el activo o mercancía. Son las partes interesadas con el activo subyacente. Su principal preocupación es tener o disponer del activo y liberarlos de todos los riesgos involucrados. Por otro lado, los especuladores son partes independientes que no participan directamente en la entrega de los activos, pero apuntan a obtener ganancias a través del contrato de futuros. Con el nuevo contrato llamado contrato derivado, los espectadores ofrecerán productos asociados adicionales para ser comercializados.

El comercio de futuros está guiado por un consejo regulador independiente. Dado que los contratos difieren entre sí, todos tienen sus propias disposiciones y términos, pero dicho consejo regulador es el que inflige sanciones por irregularidades, como una violación de los contratos.

Las actividades comerciales como esta necesitarán ayuda de corredores confiables. Con esto, es crucial que los traders de futuros puedan encontrar el broker más competente y efectivo que les ayude a tomar decisiones acertadas y acciones rentables. Al igual que en cualquier otra actividad de inversión, a pesar de lo seguro que esté con sus inversiones, llegará un momento en que experimentará bajas y pérdidas. Para disminuir estas dificultades, la asistencia de corredores expertos es esencial. Además de los corredores competentes, los comerciantes también deben estar familiarizados con las inversiones para tomar una decisión efectiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here