Las fiestas de oro

0
6
Las fiestas de oro

La recesión económica ha determinado que las personas busquen nuevos métodos para ganar dinero. La mayoría de ellos han decidido vender sus productos organizando ventas de garaje, mientras que algunos han empeñado sus joyas. Hoy en día, hay una mejor manera de revender de manera rentable sus joyas de oro y ganar más dinero del que normalmente ganaría con una venta regular: fiestas de oro.

Esto será una sorpresa, pero en tiempos de recesión, el único producto que parece no verse afectado por la fluctuación del mercado es el oro. Comprar y vender metales preciosos es una inversión rentable porque se espera que los precios crezcan considerablemente una vez que termine el período problemático. Se pueden comprar lingotes y monedas de oro en cualquier parte del mercado a través de distribuidores especializados, pero ahora, estas partes permiten a las personas que no suelen hacer negocios con oro ganar dinero con sus joyas.

Cualquiera puede convertirse en el anfitrión de una fiesta de oro. Es muy simple; todo lo que tiene que hacer es reunir a sus amigos o familiares en la misma mesa con un inversor de oro. Los invitados discutirán el valor de sus accesorios de oro con el comprador y negociarán un precio final que con suerte satisfará a todos.

El comprador examinará la superficie de los objetos y los someterá a varias pruebas para determinar si son genuinos o no. Cada inversor de oro tiene sus propios métodos de prueba de metales, pero los más seguros siguen siendo las pruebas de ácido e imán. A los invitados se les recomienda, por otro lado, evaluar por separado sus joyas antes de la fiesta de oro para asegurarse de que el precio que se les ofrece sea correcto.

El comprador, a cambio, gana dinero vendiendo los adornos de oro a la refinería; Sin embargo, la mayoría de estos inversores tienen sus propias barras de oro donde funden las joyas y las transforman en lingotes. Para asegurarse de que podrá cubrir todos los gastos, el comprador ofrece solo el 75 por ciento del valor de la joyería, por lo que los invitados nunca deben contentarse con el primer precio consiguen.

Probablemente hay muchas razones por las que deberías organizar una fiesta de oro en tu casa, pero ninguna de ellas es mejor que el hecho de que tú mismo ganarás una comisión del 10 por ciento por cada oro Joyas que compra el inversor. Las fiestas de oro traen dinero en efectivo a todos y esta es razón suficiente para organizar tales reuniones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here