Las réplicas económicas de las guerras y los desastres en el mundo

0
12
Las réplicas económicas de las guerras y los desastres en el mundo

Todo lo que hacemos tiene consecuencias tarde o temprano. Ya sea una decisión política o una acción ambiental, todo tiene consecuencias positivas y negativas. Todos son felices cuando las consecuencias son positivas. Pero los problemas comienzan cuando las consecuencias son negativas y afectan a personas de todo el mundo.

Hoy en día experimentamos tiempos difíciles e inciertos porque el mundo en que vivimos cambia sin cesar y cada nuevo día trae algo nuevo. Lamentablemente, los cambios no siempre son buenos. Hay crisis económicas, políticas, sociales o guerras civiles en todo el mundo. Los desastres naturales como terremotos, tsunamis, inundaciones, tornados, etc. pueden ocurrir inesperadamente y pueden ser realmente devastadores. Todas estas cosas suceden como consecuencia de nuestras acciones.

El hecho de que no respetamos nuestro planeta y lo dañamos continuamente tiene consecuencias catastróficas. La contaminación del aire, la contaminación del agua, así como la deforestación (en particular de la selva tropical) han provocado condiciones climáticas extremas, la destrucción de la capa de ozono, el calentamiento global y el efecto invernadero, deslizamientos de tierra y muchos otros desastres naturales como huracanes, terremotos, inundaciones, etc.

Tomemos dos ejemplos recientes que ya han tenido réplicas económicas importantes. El terremoto que tuvo lugar en el norte de Japón el 11 de marzo y que fue seguido por un tsunami tuvo repercusiones catastróficas, comenzando con los miles de heridos o muertos y terminando con la amenaza nuclear. El cierre de las plantas nucleares dañadas ha llevado a la pérdida de la electricidad proveniente de allí. La canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado que siete (de diecisiete) plantas nucleares serán cerradas, una decisión que tendrá efectos devastadores en la Unión Europea. Sin embargo, hay algunos países que se beneficiarán de esto, como Rusia y Francia. Rusia tiene sus recursos naturales y quiere que Europa dependa de ellos, y Francia tiene sus plantas nucleares que producen energía que también se exporta (aproximadamente 18% de la producción total) a Italia, Alemania, Bélgica, Países Bajos y Gran Bretaña

La producción industrial se ha visto afectada y la industria automotriz, por ejemplo, tiene que sufrir la escasez de ciertas piezas de automóviles y otros artículos que se producen en Japón y se exportan a Alemania, Estados Unidos u otros países. Se ha estimado que 30% de la producción mundial de automóviles se ha visto afectada por el desastre en Japón. Incluso hay algunos fabricantes de automóviles que han tenido que cerrar algunas de sus plantas, al menos temporalmente.

El segundo ejemplo se refiere a Libia y Medio Oriente. La situación en el mundo árabe se vuelve cada vez más tensa. Después de Egipto, Jordania y Siria, es el turno de rebelión de Libia. Pero estas guerras civiles tienen un efecto importante en el mercado global que ha sufrido algunos cambios. Los cambios más importantes están relacionados con el petróleo y el oro, ya que su precio aumenta constantemente. Entonces, una vez más, el oro demuestra ser una inversión segura.

Hay muchas cosas malas que suceden en el mundo y esto parece ser solo el comienzo. Ya sean crisis políticas, económicas o sociales, guerras civiles o desastres naturales, todos tienen efectos devastadores en nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here