Tan bueno como el oro

0
12
Tan bueno como el oro

¿Cuáles son los valores más preciosos en tu vida? Algunos dirían salud, otros amor y familia, sin embargo, muchos de nosotros elegiríamos bienes materiales o riqueza. Por triste que parezca, la riqueza juega un papel importante en nuestra sociedad, ya que uno no puede apoyar la salud o el amor con el estómago vacío y los bolsillos desnudos. Con algunas excepciones, el dicho que todo tiene un precio justo en la vida también se aplica ad litteram. Sin embargo, incluso si su estándar en la vida no se está volviendo rico apestoso, siempre es una prioridad asegurar financieramente un presente y un futuro para usted y sus seres queridos.

Por otro lado, es de conocimiento común que todas las cosas son más o menos relativas y valiosas, por lo que buscar lo que es menos relativo y más valioso al mismo tiempo puede parecer una buena opción. En este contexto, el oro representa probablemente la selección financiera más sólida y confiable.

Mirando hacia atrás en la historia de la humanidad, este metal de los reyes fue adulado por miles de generaciones, por todas las clases sociales y en todo momento bueno o malo, cambiante o constante, antiguo o moderno. Aunque su edad resume milenios, este metal amarillo nunca pasa de moda, permaneciendo como una montaña sutil durante un tiempo aparentemente interminable para recordar a las personas una verdad más dolorosa: la vida depende de la riqueza.

El dinero, los bonos o las acciones cambian según la estructura geopolítica de un continente, país o incluso provincia o región, pero el oro difunde su brillo a escala mundial, siendo reconocido como el símbolo del poder, la inversión sólida, refugio seguro y medios de pago. Todas las carteras financieras poderosas, ya se trate de naciones, bancos, corporaciones o los hombres más ricos del planeta, tienen una posesión diversificada con una reserva de oro promedio de 25 – 30% de su totalidad riqueza. Los profesionales pueden darle consejos sobre cómo cerrar las mejores ofertas en el mercado del oro, ya sea que esté comprando o vendiendo.

Tener oro físico para proteger tus posesiones o comprar lingotes de oro como medio de inversión se traduce en adoptar a un amigo en tu vida, un amigo que estará allí cuando más lo necesites y que pueda ofrecerte no solo solvencia en cualquier día, pero también puede otorgar consuelo emocional. Entonces, si todavía se pregunta cómo asegurar su vida, siga mi consejo: ¡nada es tan bueno como el oro!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here