Tres conceptos erróneos sobre los compradores de oro

0
21
Tres conceptos erróneos sobre los compradores de oro

Hay muchas razones diferentes para vender sus joyas de oro. Tal vez usted acaba de actualizar sus piezas de oro o su gusto por los diseñadores de joyas ha cambiado. Tal vez haya pasado por un divorcio y, de repente, el anillo de matrimonio o la banda no sean necesarios. En algunos casos, es posible que tenga demasiadas piezas que se hayan acumulado a lo largo de los años y sabe que nunca las usará todas. En cualquier caso, si su misión es obtener dinero en efectivo por oro, hay tres cosas que probablemente no sabía sobre esta industria a menudo mal entendida.

Una industria incomprendida

Tradicionalmente, los compradores de oro a menudo son vistos a través de la lente del “prejuicio de la casa de empeños”. La gente imagina a un hombre grasiento en una camiseta sin mangas sentado detrás de un vidrio a prueba de balas, apilando con avidez una pila de billetes arrugados. Se imaginan letreros de neón de color naranja quemado y clientes desesperados que ceden a ofertas increíblemente bajas por sus artículos. En realidad, los compradores de oro son negocios legítimos que ofrecen un servicio valioso a clientes de todo tipo. No permita que estos conceptos falsos interfieran con la obtención de efectivo por su oro.

Los conceptos erróneos

Los tres conceptos erróneos principales que rodean a la industria de compra de oro son:

1. Te timan – Todos los negocios de compra de oro prosperan en los clientes que regresan. Ningún comprador de oro respetable le desestimará intencionalmente a un vendedor de una pieza de joyería si quiere que su negocio se reduzca. Una vez que se gana una reputación de lowball, los vendedores se dirigirán a otra parte. Comprar joyas es una estrategia a largo plazo que cubre más que la transacción en cuestión. No satisfacer a un vendedor cierra la puerta a futuros negocios.

2. Serás rechazado por piezas pequeñas o anticuadas: tal vez el anillo de boda, la banda u otra pieza de joyería que quieras vender sea un poco pequeña. Tal vez usted haya actualizado un collar o una pulsera y la pieza antigua esté tan anticuada que sienta que un comprador de oro no la querría. En realidad, ningún comprador de oro rechazará una pieza fechada. Es el oro en sí lo que es valioso. A menudo, el oro se derrite y se moldea en nuevas piezas por los diseñadores de joyas. Y cuando se trata de piezas pequeñas, una vez más lo que importa es el oro. Aunque el pago será más pequeño, ninguna pieza es demasiado pequeña para cobrarla.

3. Los compradores no están informados: si su pieza de joyería es rara o está hecha a medida, tal vez sienta que el comprador promedio de oro no sabrá lo suficiente como para entender el valor de su pieza. Esto simplemente no es cierto, ya que cualquier comprador de joyería tendrá que estar bien versado en joyería para mantenerse a flote en este negocio competitivo. No importa la rareza de la pieza que traiga, puede estar seguro de que el comprador sabrá exactamente qué hay en la mesa.

Cuando se trata de obtener dinero por oro, no se asuste con los conceptos erróneos que rodean a esta industria. Al igual que en cualquier otro negocio legítimo, los compradores de joyas lo tratarán con respeto, pagarán lo que usted se merece y esperarán más negocios de usted en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here